Lunes 9 de octubre de 2017
37 km | 9 h mov. 11 h en total | 1113 m subida | 1269 m bajada (IBP: 128)

Nos levantamos más o menos a la misma hora desayunamos y nos aseamos, recogemos y dejamos ordenado el refugio y nos ponemos en marcha a las 9:00 hoy queremos llegar a Arcos de las Salinas y comenzamos subiendo va a ser una etapa con muchos desniveles algunos con pendientes de hasta el 15%, en esta etapa también entramos en la provincia de Teruel, será en el collado de Barbés al poco de salir de la ermita tras una buena subida de 200m de desnivel.

Desde la ventana del refugio

Desde la ventana del refugio

 

La subida al Collado de Bardés

La subida al Collado de Bardés

Al entrar en Teruel el paisaje cambia y comenzamos a ver bosques de sabinas, tras pasar un par de lomas tenemos una gran bajada por una pista muy empinada y llena de piedras hasta Cervera una aldea abandonada que atravesamos y nos dirigimos hacia Abejuela que no la vemos porque tenemos que salvar un monte, una vez lo bajamos ya discurrimos por una senda paralela pero a distancia de la carretera que llega a el pueblo, ya desde lejos vemos la terraza del bar que nos espera ya es la hora de comer y le tenemos ganas.

Abejuela al fondo

Abejuela al fondo

A la entrada de Abejuela hay una zona recreativa con fuente y una zona techada en la que se puede pernoctar a cubierto, la fuente funciona con un abomba que se acciona con un pulsador, eso si nos llamo la atención.

Zona recreativa a la entrada de Abejuela

Zona recreativa a la entrada de Abejuela

Entramos en el pueblo alas 13:00 y bebemos agua para luego acercarnos al bar que habíamos visto se trata del restaurante hostal la Ontina, nos atienden muy bien, comemos crema de setas y sepionet con patatas, cerveza uva de postre e infusión 34’20€ los dos. Nos comentan que dan hospedaje a los que hacen el GR y cobras 20€ por persona dormir y desayuno.

La terraza del restaurante hostal La Ontina

La terraza del restaurante hostal La Ontina

Crema de setas

Crema de setas

Sepia de montaña, segundo plato

Sepia de montaña, segundo plato

Abejuela es un pueblo pequeño no tiene tienda si tiene bar y hostal y el autobús que va a Titaguas sube hasta Abejuela los viernes si se pide con un día de antelación.

A las 14:20 remprendemos el camino y al poco nos metemos en un barranco cerrado con mucha vegetación y sombra, caminamos por una pista que va por el fondo y bastante llena de piedras vamos remontando el barranco hasta llegar a los 1500 m, a partir de aquí se recorre esa montaña manteniendo prácticamente altura para terminar bajando a Arcos por una senda que serpentea y desciende más de 400 m en algo menos de 4 kilómetros.

Barranco a la salida de Abejuela

Barranco a la salida de Abejuela

Bosques hacia Arcos de las Salinas

Bosques hacia Arcos de las Salinas

Llegamos a Arcos de las Salinas alas 19:30 pasadas y agotados, en Abejuela habíamos reservado habitación en un hotel el Cierzo de Javalambre de Arcos (50 € habitación doble con desayuno) para tomar una ducha en condiciones, el hotel está muy bien, los dueños tienen un bar el lo que llaman la plaza que está como en un lateral del pueblo y alejado de la iglesia esta al lado de una ermita y es la zona en la que se reúne la población que queda. La ermita tiene un porche en el que guarecerse si llueve pero esta rodeada de casas y en la plaza más transitada.

Arcos de las Salinas antes de la larga bajada

Arcos de las Salinas antes de la larga bajada

Cenamos en el bar y nos fuimos a dormir, cenar nos costo 35 € a los dos, la cena nos la nombraron como si fuera menú y luego resulta que era a la carta, pero cenamos muy bien eso si.

Arcos de las Salinas es un pueblo que bajo mucho con el cierre de las salinas, ahora tienen en el termino el observatorio astronómico del pico del Buitre, tiene tienda y bares un hotel y autobús a demanda de lunes a viernes [http://www.hispanochelvana.com/linea.aspx?idlinea=2] si se pide con un día de antelación.

 

Mi compañero de camino Voro perseverante como ninguno escribía desde su móvil una reseña de la etapa de cada día en su muro de Facebook y me ha permitido reproducirla aquí:

Buenas noches, cuarto día de travesía, en el refugio de Bardés pasamos una tranquila noche, paz, es un amplio refugio con suelo plano de hormigón ideal para recuperar espalda. Desayuno acabándonos las pastitas que compró Paco en Gátova, a las 9,00 en marcha a subir directamente, las sensaciones no eran buenas pero el camino es el camino y en poco mas de media hora estábamos en el collado de Bardés, frontera con Teruel, la noche anterior planteamos la ruta a realizar y las posibilidades o se quedaban cortas o largas, no bajar a Andilla nos planteaba esas dudas, llegar a Abejuela era poco mas de 13 km y llegar a Arcos unos 35 km. Fuimos coherentes y pensamos decidirlo sobre la marcha. Antes de Abejuela pasamos por Cervera un pueblo despoblado con dos barrios y las casas cerradas con candados desde fuera, en un ribazo del camino a la entrada los olmillos muestran su plenitud, los olmillos salen de las raíces de los olmos viejos, es el olmo una especie que se niega a desaparecer, que se adapta a las nuevas circunstancias, después de sufrir la “grafiosis” que los hizo desaparecer de las plazas de los pueblos, aparecen en cualquier espacio como arbusto, para perecer por la maldita enfermedad antes de ser un gran árbol. Así es la gente del medio rural, se adaptan, sin ser referencia de lo que fueron, con todos los defectos virtudes de nuestra sociedad.
El camino hoy nos mostró nada mas llegar a Teruel el bosque ralo de sabinas y enebros con algún pino intruso que mostraba la plaga de procesionaria, mientras enfermaba de sed, el camino nos cambia los paisajes y los pinos frondosos dominan, los valles abruptos se suavizan y los pinos y encinas conviven con cierto equilibrio. Abejuela aparece en el camino y nos ofrece comida y cerveza, estamos bien cómodos y no recuerdo en que momento decidimos hacer 22 km mas, yo no escuché eso de “no hay huevos” pero acabar hoy en un hotel nos dio alas y a eso de las 14,00 salimos de Abejuela en dirección Arcos, precioso camino los 6 primeros km. recomendable, por un estrecho se entra a un pequeño valle que nos va ascendiendo a la sierra con otro estrecho para cambiar de valle subir a sierra Sancho, donde después de transitar un parque eólico cresteamos durante 9 interminables km la sierra de Sancho a 1500m de altitud, pasado esto solo queda proseguir camino hasta divisar el bello pueblo de Arcos y bajar a él. El hotel y su peculiar gente es para contar mañana.
Hoy la contabilidad ha quedado así 36km 900 m desnivel acumulado Dolor generalizado.
Mañana mas”

Track de la etapa:

Powered by Wikiloc
Categorías: GR10travesías

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *