Lunes 8 de octubre de 2018
32,1 km | 7:52 h mov. 11:31 h en total | 1381 m subida | 1529 m bajada (IBP: 103)

Recogemos en el parque infantil dejamos que se seque un poco el doble techo de la tienda que esta mojado por la condensación de la noche, ha bajado un poco la temperatura, aunque hemos dormido bien, a pesar de los pinchos del suelo pequeños pero matones.

Parte de un bajo relive de al lado de la fuente de la plaza

Parte de un bajo relive de al lado de la fuente de la plaza

Desayunamos, cargamos agua en la plaza del pueblo y emprendemos camino hacia Patones de Arriba unos 12 kilómetros nos separan del mismo.

Al final de la subida desde Muriel

Al final de la subida desde Muriel

Hacia mitad del camino llegamos a la presa en desuso de Pontón de la oliva, en donde hacemos el cambio de provincia, en ella esta el canal de la Parra y cruzamos el rio Lozoya.

 

La presa del Pontón de la Oliva

La presa del Pontón de la Oliva

El track nos indica que continuemos hacia la izquierda pero no vemos ninguna marca, en cambio cuando nos metemos a la derecha para visitar las instalaciones y un paseo por el lateral de la presa vemos marcas de GR, por lo que pensamos que va en paralelo al track y lo continuamos, un error, hay más de un GR en la zona y estamos adentrándonos en el GR 88, cosa que no confirmaremos hasta mucho más adelante, antes si que vimos que nos estábamos separando demasiado del track.

Por lo tanto esta etapa y el track no hay que seguirlo, coloco también el track original por si alguien lo usa de guía.

A pesar del despiste lo cierto es que ese tramo del GR 88 es precioso seguimos el rio Lozoya y nos ofrece muy buenas vistas, un cañón con paredes en la que la gente escala y las aves anidan.

Recorremos bosques de encinas y robles

Recorremos bosques de encinas y robles

Seguimos el Lozoya has justo cuando el GR88 se cruza con el GR 300 que viene cruzándo el rio Lozoya, allí encontramos señalizaciones que además de las franjas roja y blanca indican el número del recorrido, preguntamos a unos motoristas de montaña que están justo en ese punto y nos comentan que sigamos el 300 que nos llevará tras muchos kilómetros a Patones, tenemos cobertura y confirmamos el recorrido del GR 300 también conocido como la senda de Genaro, se trata de un GR circular que parte y termina el el Berrueco, con lo cual nos disponemos a recorrerlo hasta Patones de Arriba, el camino se nos hace largo sobre todo por la sensación de extender el recorrido planteado, aún así llevamos buen ritmo.

Subimos un montón desde el río Lozoya

También tenemos una buena vista del embalse del Vado

También tenemos una buena vista del embalse del Vado

Llegamos a Patones un pueblo turístico de arquitectura negra, muy cuidado, bajamos hasta un bar situado en una plaza y comenzamos a hacer gestiones para encontrar un sitio para dormir, en Patones hay varios un poco caros eso si, pero resulta que solo funcionan el fin de semana, el único que nos da posibilidad no pueden venir hasta la 9:30 de la noche, son las 6:30 de la tarde, comenzamos a llamar a los contactos que tenemos en Torrelagunba pero esta todo completo, al parecer hay un congreso o algo en Madrid y la gente anda buscando hospedaje por los pueblos de las afueras porque en Madrid no hay.

Llegando a Patones de Arriba

Llegando a Patones de Arriba

Una calle de Patones

Una calle de Patones

Al final el que esta encargado en El Zaguan de la Villa, aunque no puede darnos alojamiento nos pone en contacto con la oficina de turismo de Torrelaguna que tienen unos apartamentos a muy buen precio 33€ la noche, así que a las 7 de la tarde salimos para Torrelaguna tenemos 7 km por delante, que se hacen 8 al final.

Camino de Torrelaguna

Camino de Torrelaguna

A las 8:45 llegamos a Torrelaguna, la oficina de Turismo y los apartamentos están en la plaza, allí esperamos a que vengan a abrirnos, les pagamos la noche, subimos nos duchamos y salimos a cenar al pueblo, en un bar que nos recomiendan los de los apartamentos.

Cenamos el el bar “adonde” dándonos un homenaje sopa y carne a la piedra regado con un rioja el 828 que nos gusto mucho, 26€ con postre y café. Tras la cena con chupito final nos fuimos a dormir en el apartamento.

Oficina de turismo de Torrelaguna:
Plaza Mayor, 8, 28180 Torrelaguna, Madrid
918 431 403

Tal como lo vio mi compañero Voro:

Tercera etapa, la noche nos acompañó ayer a la entrada de Alpedrete de la sierra y al preguntar por una posada o hostal nos enviaron al bar, en el bar se interesaron por nuestro caso, y nos aconsejaron dormir junto a la iglesia, de camino a la iglesia, en un local municipal, preguntamos a la persona que estaba allí si nos podía ceder un espacio para dormir, y tras declararse incompetente para decidir, nos dijo que lo sentía, dormir junto a la iglesia en un rincón exterior sin porche y con una farola iluminando toda la noche, no nos pareció la mejor opción…así que acabamos buscando otro emplazamiento y montamos la tienda en el parque infantil, suelo de gravilla infectado de unas plantas que cuando montamos la tienda descubrimos que pinchan mucho. Así que con una temperatura que comienza a bajar y lejos de la única fuente de dentro del pueblo, montamos tienda, nos aseamos y lavamos lo sudado de la jornada…es curioso ver a unos señores mayores en calzoncillos o sin ellos en un parque infantil. Alpedrete a dormir!
Tras dormir una noche fría y estrellada, nos preparamos el desayuno, recogemos el campamento, secamos el rocío de la mañana y comenzamos a andar, salimos del pueblo por una zona de huertas y el camino sube a unas colinas alejándose de la sierra, tras un collado a la otra parte del mismo nos encontramos con una inmensa llanura, la estepa madrileña, coronada con la silueta de los edificios, Madrid está presente y nosotros pisamos ya su provincia, el camino nos lleva sobre el canal del Jarama, ayer ya lo vimos y hoy lo seguimos hasta llegar al canal de la Parra, donde se junta con el rio Lozoya. Atravesamos unas obras de ingeniería impresionantes y tras dudar por donde seguir, veo unas marcas de GR y arrastro a mi compañero a seguirlas, el paisaje es muy bello, junto al rio Lozoya, hay pastos y vacas, bosque de sauces y aguas tranquilas, serenidad y quietud, seguimos las marcas del Gr y vamos remontando el rio, paramos a comer algo y en esa paz que vivimos un ruido sobrecogedor rompe el momento, las fuerzas armadas se hacen presentes con un helicóptero de dos hélices… dan vueltas suben, bajan y aterrizan a pocos metros de nosotros, las vacas se aterrorizan, y por donde vinieron se van. El camino es precioso, sin mucha pendiente vamos bordeando el rio y una bandada de buitres se hacen presentes, vamos descontando km y Patones debe estar muy cerca ya, seguimos caminando, pero Patones no llega, en una anchura del valle del rio nos damos cuenta que el camino que seguíamos era del GR 88 y no el 10, hemos equivocado el camino, y hemos visto unos buenos paisajes, preguntamos a unos moteros y nos informan que Patones está bastante lejos, hemos hecho 12 km andando y estamos muy lejos? Pues si, estamos lejos lejos tanto como si no hubiéramos salido de Alpedrete, nos encontramos con otro GR , el 300, al que también llaman la senda de Genaro. Consultamos en internet si este camino pasa por Patones y el GR 300 pasa por Patones, lo seguimos aunque esté a 12km de distancia, no hay mejor camino, la verdad es que es un camino insufrible, de pendiente muy elevada y que se empeña en coronar un pico, el Cabezo, desde donde el paisaje es abierto y be(o. El camino se me hace pesado, tenemos un desnivel acumulado de 1000m y Patones aún está lejos, decidimos dejarnos llevar por el camino y tras pasar por el pico que quería subir el tal Genaro, comenzamos la bajada a Patones, bajada eterna que no acaba nunca, llegamos a Patones por la parte superior, Patones es un pueblo de arquitectura negra y que no está en Guadalajara, Patones tiene la suerte de ser de Madrid, está muy cuidado y protegido, las calles son de piedra de pizarra y todo parece bonito, yo estoy agotado y cansado y nos planteamos quedarnos a dormir en Patones, pero entre unos y otros no nos quedamos a dormir, no nos lo ponen fácil, se ha hecho tarde y hemos tomado una cerveza en Patones y al fin hemos conseguido alojamiento en Torrelaguna, son las 7 de la tarde y salimos a andar a Torrelaguna…el camino transcurre por unas pistas del canal del Jarama, propiedad del canal Isabel II. La obra de ingeniería es brutal pero nosotros seguimos andando ya cae la noche.
A las 8,45 llegamos a Torrelaguna,, la etapa la hemos acabado con casi 30km hechos. Pero km del camino solo 20km. Nos hemos desviado pero hemos visto paisajes preciosos, un helicóptero como un trailer y hemos hecho cumbre a 1260m.
Torrelaguna nos recibe bien.

Estoy cansado pero he cenado bien y hoy toca cama.
Paco va como una moto.

Powered by Wikiloc
Categorías: GR10travesías

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *